Versión Escritorio

Ir a la versión de escritorio

Opinion

-Prefieren pagar más que surtir a Ichisal

| Jueves 06 Diciembre 2018 | 01:20 hrs

-Crisis no impedirá cara fiesta en el Ángel

“No hay para la nómina de la burocracia mediana y menor, para eso sí”

-Secretarios, sin pena ni gloria en Congreso

-Víctor Valencia en la comida de La Calesa

E
l negocio de tercer nivel no se detiene en la Secretaría de Salud. Y como consecuencia, los derechohabientes del Instituto Chihuahuense de Salud siguen con el suplicio de enfrentar la barandilla en la farmacia oficial, esa que se encuentra a una cuadra de la PGR, sobre avenida Universidad.

Como hay desabasto de medicamento, la Secretaría recurre el artilugio genial de enviar a sus pacientes a la Farmacia del Ahorro para que le surtan lo necesario. Por supuesto, a un precio muy por encima del mercado.

La situación no es exclusiva del organismo dependiente de la Secretaría de Salud. También se presenta en Pensiones Civiles del Estado, pero con otra farmacia, Alianza. Los empleados estatales añoran aquellos tiempos en que el descentralizado era un auténtico servicio de salud de avanzada. Donde los subrogados en atención y medicamentos eran parejos.

***

El encendido del árbol navideño en la Plaza del Angel se convertirá en un gran evento artístico, que por lo pronto exige medidas y gastos de tal naturaleza.

La acreditación de prensa sólo será para camarógrafos y fotógrafos, y únicamente durante las tres primeras melodías. Están de por medio los derechos de los artistas Jesse & Joy, con Grammy en sus haberes, hermanos que cantan música pop. “¿Con quién se queda el perro?” Es uno de sus principales éxitos, incluso nombre de álbum.

La contratación no fue nada económica. Estamos hablando de entre doscientos y trescientos mil pesos, exclusivamente por honorarios. Hay que agregarle los gastos del personal, de staff, sonido, acompañamiento musical, hotel, transporte aéreo y terrestre y algún capricho de último momento. El dato es público por parte de una agencia dedicada a ello y que le mostramos en la versión digital de GPS con las reservas del caso.

Obvio, la contratación fue por adjudicación directa. Hay que esperar al área a la cual se cargó el recurso, que con toda seguridad será Cultura, para la transparencia total del recurso.

Por lo pronto, este viernes a tararear melodías en un evento muy “fifí”, forzado para el ambiente navideño.

No hay para la nómina de la burocracia mediana y menor, para eso sí.

***

Las comparecencias de los secretarios pasaron sin pena ni gloria en el Congreso del Estado. Se limitaron a presentar la información que ya todo mundo conoce, los números y la estrechez económica para cierre de año.

Dentro de las críticas que más calaron y que no encontraron explicación, fueron los recortes en las becas, evidenciados por Alianza Social. Es un recorte importante del 30 por ciento, en un aspecto sensible, máxime cuando la nueva administración federal pretende poner especial atención a dicho rubro.

Las explicaciones del secretario Carlos González quedaron en argumentos vacíos ante los legisladores.

El otro aspecto señalado es el que tiene que ver con el gasto por el envío de agentes estatales a los municipios, con motivo de la intervención ordenada por el ejecutivo.

Son cerca de doscientos millones de pesos los invertidos, en un área donde no se han visto los resultados esperados; al contrario, la violencia es galopante, si la vieja expresión nos es permitida

Las tasas de violencia continúan sin mucha modificación en los últimos meses, como da cuenta el Secretariado Nacional de Seguridad Pública.

***

Habrá que esperar a las letras chiquitas de las responsabilidades del coordinador de Programas Federales en las entidades. Por lo pronto, con el descargo de las tareas de seguridad respira relajado, en el caso de Chihuahua, Juan Carlos Loera.

El ritmo de Andrés Manuel López Obrador es de reuniones diarias de coordinación en materia de seguridad a las seis de la mañana de México, cinco de la mañana en Chihuahua. No hay café que ayude a esas horas.

Ya sin esa carga, el superdelegado deberá hacerse cargo nada más de la coordinación de Gobernación, Semarnat, IMSS, Issste, Sedesol, SCT, Sagarpa, etcétera, etc.

Aun sin el compromiso de la mesa de seguridad deberá trabajar de sol a sol, porque en el caso del Seguro Social, nada más hay más de un millón y medio de derechohabientes y beneficiarios, que si le sumamos la otra parte dependiente del Seguro Popular, son los tres millones y cacho de habitantes que tiene el Estado.

El Seguro Social enfrenta diariamente problemas de insuficiencia de medicamento, camas, negligencia médica, robo de medicamentos, venta de plazas, mil problemas, nada fáciles de atender.

Es cierto que aún hay muchas lagunas en cuanto a las obligaciones de los virreyes, una de ellas precisamente tiene que ver hasta dónde llega el encargo, si se trata sólo de delegados de las secretarías o delegados de los organismos descentralizados. Ahí la cosa empieza a cambiar, pero la carga de trabajo sigue siendo igual de grande e inabarcable humanamente.

Nos dicen quienes han sido delegados que hay una incongruencia de fondo. No se le dan responsabilidades en seguridad por cuestiones de especialidad y disfuncionalidad al Coordinador de Programas Federales, pero es el mismo argumento para el resto de las áreas, que son igual de complejas y con alta responsabilidad jurídica con consecuencias penales en muchos de los casos.

***

Desde La Calesa llegó un agregado a la comida celebrada ahí el martes entre los alcaldes independientes, Armando Cabada y Alfredo Lozoya, con el profe Mario Tarango, los tres ampliamente conocidos entre los círculos políticos y de opinión.

En la mesa estuvo también el jefe de gabinete en la alcaldía de Juárez, Víctor Valencia de los Santos, aunque no queda claro si permaneció únicamente un rato y en momentos en que los aludidos no estaban reunidos los tres porque hay versiones distintas al respecto.

El dato importante es que si hablamos de Valencia hablamos también de un antiquísimo aliado del profe Tarango, pero muy lejos del baecismo al que Víctor obedeció sin chistar durante décadas.

Esa relación habla de una operación aunque fuera incipiente entre una parte del baecismo y los avezados independientes. Para el 2021 suena más que interesante.




Tambien te puede interesar