Versión Escritorio

Ir a la versión de escritorio

Local

Nuevo revés a FGE: exoneran a polimunicipales

Gregorio Prieto/El Diario | Jueves 06 Diciembre 2018 | 06:03 hrs

Notas Relacionadas

Chihuahua.- La Comisión Estatal de Seguridad no tenía facultades para realizar la inspección de las armas de los policías municipales de Cuauhtémoc, mucho menos realizar el arresto por esta situación, concluyó ayer el juez Napoléon Rayas Valdés, por lo que decidió exonerar a los acusados.

El pasado miércoles 28 de noviembre, 11 policías municipales de Cuauhtémoc y su director fueron detenidos por agentes estatales porque portaban armas sin el permiso correspondiente.

Los oficiales fueron trasladados a esta capital, donde fueron recluidos, situación que enfrentó al alcalde Carlos Tena con las autoridades del Gobierno estatal.

Durante la audiencia de ayer, el Ministerio Público presentó los antecedentes de la carpeta de investigación, incluso reprodujeron un video en el que se aprecia que los imputados opusieron resistencia al arresto que realizaron agentes de la Comisión Estatal por la posesión de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

La defensa incorporó algunos antecedentes para demostrar la inocencia de sus defendidos, y destacó que no había una orden de aprehensión en contra de los elementos.

El Ministerio Público, a su vez, indicó que el director administrativo de Seguridad Pública cuenta con un trámite para porte del arma, pero no hay licencia inicial colectiva; por ello se le formuló el delito de portación de arma de fuego.

Sin embargo, después de escuchar a las dos partes, el juez resaltó que la acción fue muy apresurada.

Primero, el juzgador expuso que la Fiscalía no cubrió la información que faculta a la Policía Estatal para hacer la inspección de armamento, y en las normas que presentó el MP no hay nada que indique que la CES puede hacerlo, ya que únicamente la Sedena tiene esa facultad, sin tener autoridad sobre el personal.

Añadió el juez que la revisión que finalizó en la detención de los agentes policiacos no se puede establecer que esté sobre un mandato de autoridad.

Agregó que ni siquiera la Defensa Nacional tiene poder sobre el personal, únicamente realizar la inspección para determinar que todo esté en orden.

El juzgador explicó que sobre el porte del arma de fuego se tiene en consideración que si hay falta de permiso no se puede utilizar un arma.

Indicó que el informe de balística no estableció de todas estas armas, cuáles eran de uso exclusivo del Ejército y Fuerza Aérea, pues casi todas son calibre 9 mm.

En esa consideración, si los imputados tenían las armas, dijo, puede entender que fueron entregadas como herramienta de trabajo; por lo tanto, la portación no obedece a una conducta caprichosa, no se hicieron ellos de las armas, se las entregaron para realizar su trabajo.

Resaltó el juez que la licencia colectiva la debe tramitar la corporación y no los elementos. Si se demuestra que las armas les fueron entregadas en su función, es incorrecto estimar al agente como responsable de un delito, al igual que la licencia, según lo establece la Suprema Corte de Justicia. 




Tambien te puede interesar